REIKI TERAPÉUTICO PARA LOS RESIDENTES DE BETULA ALBA

REIKI TERAPÉUTICO PARA LOS RESIDENTES DE BETULA ALBA

El Reiki en nuestros residentes…

 “He tenido una sensación de paz, tranquilidad y en según qué zonas, he sentido calor” (Soledad J.)

 

 “Me ha trasladado a un paisaje en media de la montaña donde me he sentido tranquila, sosegada, feliz, sin preocupaciones, en paz y respirando aire puro” (Pilar B.)

 

“Sensación de paz, calma y relax” (Anna R.)

 

“Me cuesta mucho relajarme pero he sentido tranquilidad” (Cecilia G.)

 

“He notado como ha vuelto a fluir energía en una parte de mi cuerpo que estaba estancada a través de un fuerte calor” (Toni G.)

 

“Me da alivio sentir el calor y la energía de tus manos en mis ojos” (Darío J.)

 

“He sentido como me disminuía el picor de mi cuerpo y me he relajado” (Antonia B.)

 

Desde hace unos meses en Betula Alba, Vanessa Lainez, Monitora de Actividades Dirigidas de nuestro centro, realiza sesiones de Reiki a residentes que voluntariamente lo solicitan.

Des del taller de Yoga, que se hace los martes, no estábamos muy convencidos, que los residente participantes llegaran a entender la abstracción de lo que es la terapia Reiki.

Después de varias sesiones  de Reiki, ellos mismos han podido experimentar que se siente.

Y nosotros, como terapeutas, hemos evidenciado los efectos positivos que han causado en ellos en el proceso de la terapia:

  • un cambio de actitud y pensamiento más positivo, que se refleja en su día a día.
  • mayor capacidad para relajarse.
  • aumento en su concentración en el momento presente y no divagar en el pasado o en el futuro.
  • más alegres
  • menos tensión a nivel físico

¿Qué es el Reiki?

Reiki es una terapia complementaria a la medicina convencional y a las terapias psico-neurológicas. No agrede al cuerpo de ninguna manera y tampoco crea adicción ni efectos secundarios o colaterales, ya que no se utilizan sustancias químicas ni elementos extraños para el cuerpo, solo se utiliza la energía de vida.

Desde 1980 el Reiki está oficialmente reconocido y recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) por sus resultados positivos.

Reiki es una palabra sánscrita que significa REI, energía universal y KI, energía vital.

Reiki actúa en profundidad yendo a la raíz del problema físico o emocional, permitiendo que la emoción o el patrón de conducta que ha creado el desequilibrio, se manifiesten y sea sanado.

La terapia Reiki pueden recibirla todos los seres humanos (adultos sanos, enfermos, embarazadas, niños y bebés), incluso también los animales y las plantas.

¿Para qué sirve el Reiki?

A lo largo de nuestra vida se producen bloqueos internos que dificultan la circulación de la energía, por ello, a veces nos sentimos desarmonizados.

Cuando nuestra energía vital (Ki) es fuerte, nosotros estamos física, emocional, mental y espiritualmente sanos. Cuando nuestra energía vital está en un nivel muy bajo, podemos desequilibrarnos o enfermarnos en varias formas. Una de las maneras en que podemos reabastecernos de Fuerza Vital es usando Reiki.

Para hacer una sesión de Reiki no hace falta estar enfermo: cualquier persona que sienta bajo de energía puede encontrar su bienestar a través del Reiki.

A través de este método, hacemos que nuestro cuerpo se vuelva más sano, el pensamiento se vuelva más calmado y aumentemos la alegría de vivir.

El Reiki se puede utilizar para:

  • Liberar emociones reprimidas
  • Aumentar el nivel energético, proporcionando vitalidad física y anímica
  • Revitalización orgánica y rejuvenecimiento de todo el organismo
  • En la mayoría de los casos Reiki aumenta los efectos del tratamiento médico cuando se usa en unión con él, nunca reemplazando a éste
  • Provocar un estado de relajación reduciendo o eliminando la ansiedad
  • Aliviar el sufrimiento así sea físico, emocional, mental o espiritual
  • Ayuda a eliminar el estrés diario al que somos sometidos por las exigencias de la vida actual
  • Migrañas, depresión, dolores menstruales, estreñimiento
  • Ayuda a limpiar el organismo y la mente de todo tipo de toxinas
  • En el caso de pacientes en fase terminal, puede dar alivio tanto a la persona afectada como a su grupo familiar
  • Embarazo y post parto
  • Facilitar el sueño y disminuir el abatimiento
  • Trastornos alimentarios (bulimia y anorexia)

¿En qué consiste una sesión de Reiki?

Una sesión de Reiki puede durar aproximadamente entre 30 y 45 minutos y el paciente puede estar sentado o acostado en una camilla, descalzo y vestido. Durante la sesión se utiliza música suave y aromas como incienso o esencias (aromaterapia).

El terapeuta coloca sus manos sobre una serie de ubicaciones en el cuerpo del paciente y la Energía Reiki fluye.

Durante la sesión, se siente una relajación profunda y una gran sensación de paz.

Muchas personas se quedan dormidas, cosa que no influye para nada en el resultado final. Otras sienten un cosquilleo, calor o frío en diferentes partes de su cuerpo según fluye la energía.

Otras personas ven colores, experimentan una sensación de “flotar” o sienten emociones que salen a la superficie. Y también otras que no sienten nada y no por ello, el Reiki no está funcionando.

 

¿Es necesario que el terapeuta de Reiki tenga una aptitud o don especial?
No es necesario.

Cualquiera puede transmitir el Reiki, pero es necesaria una formación específica en la que al terapeuta se le enseña las técnicas de Reiki  y se le prepara a nivel energético para que su propia energía fluya en el paciente.

El Reiki es una experiencia energética que nos transforma y renueva, haciéndonos vivir la realidad en un modo distinto y que difícilmente se pueda explicar sólo a través de palabras.